Así luce la zona arbolada del Alamar. Enero 2014

La zona arbolada del Alamar es el último pulmón natural que tiene Tijuana. Mide apenas cerca de cuatro kilómetros pero es hogar de muchas especies animales y vegetales como el pájaro carpintero, los langostinos, el álamo y el encino, además es un santuario de descanso para aves migratorias como el ganso canadiense. Además los árboles de la zona riparia podrían funcionar como un agente mitigante al tráfico vehicular que traerá la construcción de la vía Alamar.

Seguimos buscando un desarrollo sustentable para el Alamar.

¡Únete!

Firma la consulta y mantente en contacto para participar en los próximos eventos

Anuncios